Suelen decir que a las palabras se las lleva el viento… Creo que si las usamos de forma correcta y se las decimos a las personas indicadas, las palabras pueden ser rock and roll que suene con tanta fuerza que llenaría cualquier estadio.

¿Quieres hablar ahora?

Había una vez una historia que quería ser contada, se moría de ganas por ser gritada a los cuatro vientos.

Escríbeme