Cantabria en una semana, aventura entre el mar y la montaña

¿Qué ver en un semana en Cantabria? Si estás de escapada por Cantabria, podrás recorrer algunos de los lugares más emblemáticos de esta comunidad de villas marineras, a orillas del Mar Cantábrico. Santander es la capital y punto de partida para recorrer Cantabria y los secretos que se esconden entre el mar y la montaña.

Palacio de La Magdalena

La oferta turística y cultural de Santander es amplia, puedes empezar por recorrer el centro histórico de la ciudad y el paseo marítimo, con su monumento a Los Raqueros. Después, puedes ir hasta el Parque de la Magdalena con sus estanques de focas, el Muelle de las Carabelas, con réplicas de las tres Carabelas de Colón, y por supuesto el Palacio de La Magdalena, construido en 1909 como regalo a la Familia Real española, cuenta con visitas guiadas entre semana entre 11:00, 12:00, 13:00 y 16:00, 17:00, 18:00, fines de semana 10:00 y 12:00 cada hora, por 3€.

Faro Mayor

Si tu condición física te lo permite, puedes ir caminando por la playa El Sardinero, una de las más emblemáticas de la zona. Esta te llevará en una hora de caminata hasta el Faro del Cabo mayor, en donde te podrás maravillar con las vistas que ofrece el mirador del Cabo Mayor, si no sufres de vértigo, además visitar el Centro de Arte y disfrutar un café y la brisa del mar Cantábrico, viendo el atardecer.

La próxima parada, sin la que no te puedes ir de Cantabria, es en la Cueva de Altamira, patrimonio de la humanidad, un lugar para conectar con la prehistoria a través de las magníficas pinturas rupestres de bisontes, ciervos, caballos y manos, plasmadas en los muros de roca, conseguir una entrada a la cueva original es una lotería, por tanto conviene conformarse con la réplica creada en el Museo de Altamira, a unos pasos de la cueva original, se puede visitar de martes a domingo, la entrada cuesta 3€ y se puede adquirir en la taquilla del museo o vía web, además en su página puedes encontrar una guía muy útil de cómo llegar.

Saliendo de la Cueva de Altamira hay que pasar por Santillana del Mar, una villa cántabra que forma parte de la Red de los pueblos más bonitos de España desde 2013, y no es para menos, con sus construcciones medievales excelentemente conservadas, destacando la Colegiata de Santillana del Mar y Claustro, en la Plaza Abad Francisco Navarro y el ayuntamiento en la Plaza Mayor, pero todo el pueblo es un embeleso arquitectónico. Y si hay hambre no dudes en comer en cualquiera de los restaurantes del lugar, que están de muerte.

Bárcena Mayor

Continuando la ruta, la próxima parada con la que te debes encaprichar es Comillas, un municipio que alberga uno de los conocidos Caprichos de Gaudí, un maravilloso lugar lleno del color y la magia que el artista catalán plasmaba en sus obras, actualmente es museo y se puede visitar de lunes a domingo entre las 10:00 y 17:30, la entrada con visita guiada cuesta 5€, y al lado se encuentra la estatua de Antonio Gaudí. Además puedes visitar el edificio de la antigua Universidad Pontificia y el Puerto de Comillas, registrado en los Guinness Records por ser el puerto ballenero más pequeño.

Anchoas de Casa Tino

De regreso a la zona central, el turno es para Bárcena Mayor, típica y apacible localidad montañesa enclavada en las verdes montañas del Parque Natural del Saja-Besaya, un lugar que te transporta a la época medieval. Paradero perfecto para comprar detalles, queso pasiego, embutidos de caza y por supuesto para comer un buen cocido montañés.

Finalmente es obligatorio el paso por Santoña, quizás la más internacional de las villas marineras del cantábrico, y orgullo de Cantabria por sus famosas y apetecidas anchoas, tradición centenaria que le da identidad al pueblo y a su gente. Recomendadas las de Casa Tino en la Plaza de San Antonio, en donde además te atenderá uno de los mejores intérpretes de la canción montañesa.
No olvides programar tu escapada, ubica el mejor alojamiento en cada uno de estos hermosos lugares y disfruta cada segundo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*